Conan Exiles Análisis del juego

Conan Exiles es un juego de supervivencia en la tercera persona, basado en el universo creado por Robert E. Howard para Conan: El Bárbaro. El juego estuvo en acceso anticipado durante casi el año y medio, pero a principios de mes fue lanzado en definitiva para PC, PS4, y Xbox One, y como tal, está sujeto a críticas. Al igual que los otros juegos de Funcom basados ​​en Conan, no van a jugar con el bárbaro en sí, sino con un personaje creado por ustedes.

El jugador va a despertar crucificado en las tierras de los exiliados, fuera de Hyboria, a la espera de una muerte lenta y terrible. Para su suerte, Conan pasa por el lugar y decide salvar al jugador, y es aquí donde comienza esta aventura de supervivencia. Solo, y sin objetivos claros. A partir de este punto, el mundo de juego es vuestro, y el camino a seguir queda a la discreción del jugador.

Conan Exiles Análisis

Sobrevivir es el eterno objetivo de Conan Exiles, lo que exige cuidado con elementos como el hambre y la hidratación. La prioridad debe ser tratar estos dos factores, recogiendo palos, plantas, y piedras, que puedan ser usadas para crear equipo básico. Después de eso es importante construir una cabaña que pueda servir de abrigo durante durante tormentas de arena y otras condiciones peligrosas. Para ello será necesario crear un hacha para cortar árboles, y picaretas para partir rocas. Otra prioridad es la construcción de una hoguera que se puede utilizar para cocinar comida.

Son estos los primeros pasos que van a dar en Conan Exiles, en un proceso que acaba por ser más complicado y frustrante de lo que se desearía. El juego no tiene un tutorial, dejando al jugador adivinar cómo se hacen todas estas y otras acciones. Los menús obtusos tampoco ayudan a esta situación, por el contrario, debían facilitar la experiencia. En un juego de supervivencia no nos importa enfrentarse a grandes peligros, pero es frustrante tener que luchar con menús y una interfaz mediocres mientras intentamos descubrir las mecánicas de juego.

La única forma de tutorial y progreso al inicio de Conan Exiles surge en la forma de una lista de objetivos para cumplir, divididos en capítulos. Estos objetivos empiezan simples, pidiendo que el jugador cree un arma, equipo, hogueras, y por ahí adelante. Más tarde comienza a ser más complejo, exigiendo que el jugador visite áreas de juego específicas, por ejemplo. Al cumplir estos objetivos van a ganar puntos de experiencia, que pueden ser usados ​​para desbloquear más opciones para crear ítems, y mejorar determinados atributos, como supervivencia, fuerza, y puntería. No necesitan seguir esta lista de objetivos, pero es bueno tener un cierto sentido de dirección, aunque sea mínimo.

El combate de Conan Exiles está lejos de ser sólido o satisfactorio. Además de sufrir con saltos de fluidez evidentes, sobre todo con varios enemigos en la pantalla, las animaciones de los oponentes son tan malas que a veces es difícil leer sus movimientos. Esto es pésimo cuando un juego, como éste, pide un tiempo relativamente exigente en términos de bloqueo y desvíos. Usar armas de largo alcance, como las bestias, es terrible, además de que tienen que equipar manualmente las flechas que crean, lo que es bastante aburrido. Hay varios tipos de armas que pueden usar, de escudos a espadas, de hachas a lanzas, y cada una tiene diferentes escalones de daño y durabilidad, dependiendo de los materiales usados. No hay una sensación de solidez en el combate, y la animación para trepar superficies (cualquier superficie, estilo The Legend of Zelda: Breath of the Wild) es terrible – parece que el personaje está nadando en el aire.

Conan Exiles funciona bien mejor en el PC que en las consolas, particularmente porque la adaptación de la interfaz y de los menús a las consolas fue terrible. Hasta algo tan básico como crear elementos puede ser una tarea increíblemente aburrida, sobre todo porque tienen que ir a seleccionar los elementos uno a uno, mientras que en el PC basta arrastrarlos en un proceso mucho más veloz. Si Conan Exiles es jugable en las consolas? Sí, es, pero la FunCom podía haber hecho un trabajo de adaptación muy superior.

Hay un modo a solitario, sin conexión, pero Conan Exiles está diseñado para ser experimentado en línea. En este sentido existen dos opciones: PvE y PvP. En el modo PvE no pueden enfrentarse a otros jugadores, excepto en momentos o áreas específicas. En cuanto al modo PvP, pueden atacar o ser atacados en cualquier momento, lo que hace Conan Exiles en una experiencia aún más cruel e imprevisible. Nos gustó más el modo PvE, lo que nos permitió explorar construcciones de otros jugadores, o incluso colaborar con desconocidos.

El mundo en sí es vasto, y hay algunas áreas y paisajes impresionantes. Van a encontrar playas tropicales, enormes desiertos, cuevas llenas de arañas, ruinas, y templos, entre muchos otros tipos de áreas. Es una pena que el juego esté tan mal optimizado, porque en términos de diseño del mundo, Conan Exiles tiene muchos puntos positivos.

¿Cuál es entonces el gran problema de Conan Exiles? Bueno, no parece un juego terminado, o al menos, lo suficientemente sólido para estar en el mercado. Todavía muestra el potencial, pero todavía queda mucho trabajo por delante hasta que Conan Exiles se convierta en una experiencia realmente digna para los jugadores, sobre todo a precio de juego completo. El ciclo de supervivencia, y de constante evolución, es satisfactorio, y después de habituarse a las mecánicas, a la interfaz, ya los problemas, van a pasar un buen rato con Conan Exiles, pero en nuestra opinión debían esperar hasta que el juego esté en un estado más estable y coherente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *